Australia rompió mis miedos

 

Nos encanta conocer las historias de nuestros compañeros de Let’s Go Study Australia! ¿Por qué vinieron a Australia? ¿cómo es su experiencia? ¿qué es lo que más extrañan?… Sí, admito que somos un poco curiosos, pero disfrutamos mucho leyendo todas ellas y lo mejor de todo es que siempre nos llenan de motivación y nos cargan de energía.

Hoy queremos compartir contigo la historia de Santi, nuestro amigo Colombiano que llegó aquí hace 3 años. Australia rompió sus miedos y lo hizo más fuerte, disfrutemos de su aventura.

 

Australia rompió mis miedos

El estudiar en el extranjero siempre fue un sueño, el poder conocer otras culturas, pero tenía muchas preguntas antes de tomar una decisión como: ¿qué país? ¿y qué pasa si no me gusta? ¿qué pasa como mi familia y amigos? ¿cómo me voy a comunicar?. Las ganas siempre estuvieron, pero lo desconocido me asustaba un poco, me asustaba el salir de mi zona de confort…

La primera pregunta que me hacía era ¿a dónde ir? Estados unidos, Canadá, Argentina, Australia tantas opciones para una decisión tan importante. Después de mucho buscar me di cuenta que Australia empezaba a tener ventaja sobre las otras opciones, un país con una educación excelente, un lugar donde se puede trabajar y además con uno de los mejores salarios del mundo, un lugar donde muchas culturas se unen y sobretodo un país con la mejor calidad de vida.

Desde el primer día que llegué a estudiar inglés, me di cuenta que había tomado una buena decisión, lo que aún no sabía era que cada vez me iba a gustar más.  Lo primero que me sorprendió fue la diversidad cultural, en mi primera clase de inglés había estudiantes de Japón, Italia, India, China y Dubai, no podía creer el estar intercambiando esta experiencia con personas de todas partes del mundo o el estar sentado en el metro escuchando más de 3 idiomas a la vez.

 

Santiago en Australia

 

Después de estudiar inglés por unos meses pasé a estudiar un pregrado de negocios en Deakin University (Melbourne). Durante mis estudios viajé por todo Australia, me convertí el presidente de Deakin Spanish Club, también en el Tesorero de SeCo, un club de emprendimiento social y muchas más cosas que me hicieron crecer.  Ahora es el momento en que ya voy a terminar la carrera y que puedo decir con certeza ¡Valió la pena!

También está la alegría de conseguir el primer trabajo en inglés y recibir el primer salario en dólares australianos.  Una vez que uno tiene trabajo las cosas son mucho más fáciles, el tener la satisfacción de estar ganando la suficiente plata para ahorrar. El saber que estás usando el inglés qué estudiaste para trabajar. Por otra parte, el estar aprendiendo algo nuevo cada día, un dicho, una costumbre, una ruta, un lugar distinto, incluso una comida nueva. El aprender a usar el lenguaje corporal para comunicarse con una persona que no sabe inglés. El simplemente saber que cada día va a ser una aventura y una nueva experiencia. Lo cual me lleva a lo más importante de todo, el crecimiento personal. El vivir cada día sorprendido porque todo es nuevo. Acá he visto y tocado canguros, aprendido otro idioma, visto cosas que solo veía en películas, y un sinfín de experiencias que me alegra haber vivido.

 

Santiago en Australia

 

Obviamente no todo fue siempre alegría, muchas veces pensaba en mi familia, en los amigos que había dejado, en la dificultad de hablar en inglés, e incluso en extrañar la comida de mi Colombia… como una rica Arepa… Pero sabía que tenía que ser fuerte y seguir adelante, que en mi país todos estaban felices de que yo estuviera en Australia, que no se puede lograr algo mayor sin algún sacrificio, que no me vine al otro lado del mundo a estar triste. Al contrario, al extrañar a mi familia cada vez aprendía más el valor de lo que uno tiene en casa y de cómo la vida es de etapas y esta etapa está siendo una de las más gratificantes. Ahora que lo pienso…  venir a Australia es la mejor decisión que he tomado. Es algo de lo que nunca me arrepentiré, es una experiencia que me alegra estar viviendo.

 

Santiago en Australia

 

Si eres de los que está pensando a venir a Australia, no lo dudes ¡hazlo!.  Yo sé que es una decisión difícil, yo también lo dude, pero te aseguro que va a ser una de las experiencias más enriquecedoras en tu vida. No importa si vienes por 3 meses o muchos años, en cualquier caso, te puedo decir que vas a quedar impresionado. No dejes que el miedo a lo desconocido gane, ya que no te imaginas lo que te estás perdiendo. Y para los que estamos acá les digo que sigan sacando provecho de cada ocasión y sigan aprendiendo. Estamos en un país de oportunidades y solo depende de nosotros el estar descubriendo algo nuevo cada día.
Santiago Leal.