Raúl: “Estoy encantadísimo en Australia, mi felicidad es absoluta”

La historia de Raúl tiene mucha miga. Nació en Puente Genil (Córdoba) hace 26 años, con 18 se mudó a Granada para estudiar la diplomatura en Magisterio de Educación Física. Después se trasladó a Córdoba capital para empezar la licenciatura de Psicopedagogía, allí conoció a un chico de Jaén al que le encanta viajar y que le ayudó a descubrir lo maravilloso que es conocer otras culturas. Entonces Raúl decidió irse a Polonia con una beca Erasmus. Al acabar la carrera viajó a Inglaterra y vivió allí durante 3 años. El pasado mes de agosto trabajó como voluntario en Begaa (un pequeño pueblo al sureste de Marruecos) durante 21 días… Y en aquel momento decidió que quería seguir haciendo lo que más le gusta: viajar.

Ahora acaba de llegar a Melbourne con su Student Visa bajo el brazo. Los dos primeros meses estudiará en una academia de inglés con el objetivo de obtener el certificado de IELTS, después empezará el diploma en Remedial Massage en el Max Therapy Institute durante 15 meses. Aquí tienes la historia de Rául el aventurero.

¿Cómo fue tu momento: “Decidido, me voy a Australia?”

Después de mi estancia en Begaa como voluntario, mi corazón me pedía algo nuevo, nuevas vivencias. Sentía que mi etapa en UK había acabado y tenía que abrir otra puerta. Quería ir a un país de habla inglesa para seguir con mi aprendizaje y Australia fue el destino elegido. Sin pensármelo ni dos segundos, me puse en contacto con Let’s Go Study Australia. Y aquí estoy, cumpliendo sueños.

Raul en Australia

¿Por qué has escogido Melbourne?

Después de leer un poco por internet sobre las diferentes ciudades en Australia, terminé dudando entre Melbourne y Sydney. Al final me decanté por la primera. Lo que me llevó a elegir esta preciosa ciudad fueron varias razones. La primera, el hecho de que es una ciudad cosmopolita prácticamente con personas de todo el mundo compartiendo sus diferentes culturas. La segunda, que es una ciudad enfocada a la juventud, muchísimos eventos tienen lugar cada semana en diferentes partes de la ciudad. No da tiempo a aburrirse. Y la tercera y última razón, es por estar el deporte tan presente en la población. Si en algo coincidían todas las experiencias que leí antes de llegar, era en el deporte, teniendo oportunidad de practicarse una cantidad incontable de deportes que conocemos hoy en día, además de albergar el gran premio de la Fórmula 1 y el Open de Australia de tenis. Tres grandes razones como para no elegirla.

¿Qué has hecho tus primeras semanas en Australia?

Mis primeras semanas han pasado voladas. Me ha dado tiempo a conocer un poco de la ciudad, sobre todo el centro, de hacer algunos amigos y de salir de fiesta. También he estado buscando una habitación para alquilar y trabajo. ¡Me ha dado tiempo a todo! Después de dos semanas, he empezado con las clases de inglés y ahora me mantengo un poco más ocupado.

Cada vez hay más estudiantes españoles en Australia que han dado el salto desde UK. ¿Qué diferencias has visto entre los dos países?

Las diferencias son visibles desde primera hora. Lo principal, el clima. El ver el cielo azul y sol radiante durante los 7 días de la semana es algo que se echaba mucho de menos. Otra de las cosas que más me ha llamado la atención es la variedad gastronómica que hay en Melbourne. Numerosos restaurantes con diferentes tipos de comida de todo el mundo que hacen sombra a las grandes marcas que tan acostumbrado estaba a ver en UK. Aquí, cada restaurante tiene su propia comida y su particular manera de cocinar, siempre habrá algo que te sorprenda vayas donde vayas. Por último, me atrevería a decir que la personalidad de los australianos es mucho más abierta que la de los ingleses, nunca me gusta generalizar, porque no es justo, pero si es verdad que en UK es más difícil llegar a conseguir la cercanía que aquí se consigue en apenas 10 minutos. En eso, sí que los australianos son más parecidos a los españoles o nosotros más parecidos a ellos.

Raul-Let's-Go-Study-Australia

¿Qué esperas encontrar aquí?

Lo primero que esperaba encontrar aquí es la felicidad… y la encontré horas después de aterrizar. Me siento muy contento y muy feliz en el comienzo de esta nueva aventura. Mi objetivo es seguir aprendiendo de las experiencias que se me presentan en la vida. Cada día es un reto y la rutina es un aviso de cambio. Odio al rutina y en esta ciudad hay muchas oportunidades. Intentaré coger todas las posibles y sacarle provecho. Por ahora, todo lo que conozco de la ciudad me gusta cada vez más. No me gusta hacer planes futuros pero sí me da la sensación, sintiéndolo mucho por mis padres y amigos al otro lado del mundo, que me queda mucho que vivir por estas tierras. ¡Esto no ha hecho más que empezar!

Lo mejor de Australia…

Lo que más me gusta en este momento, la multiculturalidad. Sin lugar a duda, un factor de mucho peso que ha hecho a Melbourne la mejor ciudad del mundo para vivir durante los últimos 5 años. Aquí personas de todos los lugares del mundo comparten sus culturas y viven felizmente. En el hostal donde resido estas primeras semanas hay japoneses (la mayoría), franceses, italianos, kiwis, portugueses, indios, brasileños… y se aprende muchísimo. Todas esas culturas conviviendo en un mismo espacio. Me encanta, yo lo valoro mucho.

Una frase que te motive…

Especialmente una frase de Paulo Cohelo con la que me siento muy identificado: “si crees que aventura es peligrosa, prueba la rutina, es mortal”.  Hay otras muchas que las tengo muy presentes en mi día a día, por ejemplo la del famoso novelista estadounidense Henry Miller: “nuestro destino de viaje no es un lugar, es un nuevo modo de ver las cosas”.

Raul Berral en Melbourne

¿Qué dirías a aquellos están en casa con ganas de venir a Australia?

Que no se lo piensen más, que mientras piensan pasa lo más importante, el tiempo… y eso ya no se recupera. Si tienen miedo, decirles que más miedo nos debería de dar de vivir allí con “la que está cayendo”. Que el momento es justo ahora, no mañana. Dejad de poneros excusas fáciles como: “ya me iré cuando pase Navidad”, “ya me iré cuando se acabe el verano” o “esperaré unos meses a ver si mejora la situación en España”… porque nunca sabes que va a pasar en el futuro. Si quieres venirte y aún tienes algunas dudas, contacta conmigo, que te las quitaré todas, jaja!

¿Algo más que añadir?

Quería agradecer a Let’s Go Study Australia por darme la oportunidad de venir a Melbourne. Para mí es un paso muy importante en mi vida y vosotros soy la base. Estoy encantadísimo de estar aquí. Mi felicidad es absoluta. Ahora, ¡a disfrutar!

Si quieres vivir una experiencia como la de Raúl, ponte en contacto con nosotros y te lo pondremos muy fácil.

Para conocer más experiencias de nuestros estudiantes en Australia, sigue echando un vistazo a nuestro blog.

Y si te has quedado con ganas de saber más sobre Rául, te recomendamos que visites su blog… seguro que aprenderás mucho con la fábula de las zanahorias, los huevos y el café.

Let’s Go Australia!