Cristina, de Españoles en el mundo a Let’s Go Study Australia

Vino por primera vez a Melbourne como reportera del programa Españoles en el Mundo y se enamoró de la ciudad. Entonces se prometió a sí misma que algún día volvería. Finalmente cumplió y ya lleva cerca de un año estudiando y trabajando en Melbourne. Durante este tiempo ha hecho amigos de todo el mundo, ha viajado y ha aprendido un millón de cosas. No te pierdas la historia de Cristina Orts, la chica de la eterna sonrisa.

Cristina Orts Brighton beach

¿Cómo fue tu momento: “Decidido, me voy a Australia?”

Fue una decisión de varios meses… Incluso años. Vine por primera vez a Melbourne hace casi cinco años y en aquel momento decidí que volvería. Y así fue. Primero por placer y después para vivir mi experiencia australiana. La decisión final no fue fácil pero me dije: si hace cinco años lo tenías tan claro, es que debes hacerlo.

De hecho la primera vez que viniste fue para grabar el programa Españoles en el Mundo: Melbourne.

Con el programa tuve la suerte de viajar a muchos lugares, desde el desierto de Atacama en Chile hasta las islas Galápagos, pasando por Gotemburgo, Sebastopol, Londres o Medellín, por poner algunos ejemplos. Pero Australia fue especial. Muchos de los españoles a los que entrevisté todavía siguen aquí, ahora me parece increíble estar viviendo en la misma ciudad que ellos. La verdad es que solo puedo darles las gracias porque desde que llegué me han ayudado muchísimo.

Vídeo Españoles en el mundo – Melboure aquí

¿Qué tiene Melbourne de especial?

Lo mío fue un flechazo. Melbourne me escogió a mi, yo vine a buscarla años después.
Como dice la canción, aun cambiando de nombre, “Melbourne tiene un color especial!”.
La primera vez que vine recuerdo recorrer sus lanes, sus barrios (cada uno de su padre y de su madre, lo que los hace tan especiales), hablar con su gente, mirar al cielo y pensar que estaba a casi 20 mil km de casa, sentir ese vértigo y a la vez sentir que me enamoraba. He tenido la suerte de viajar a sitios muy diferentes pero cuando llegué aquí sentí que Melbourne podía llegar a ser “mi casa”… por un tiempo determinado 😉

Ya llevas casi un año en el país. ¿Qué balance haces?

Diría que ha sido y está siendo una gran experiencia. No solo por los lugares tan maravillosos a los que he tenido la oportunidad de ir, los diferentes trabajos que he tenido (aupair, camarera, social media manager), las cosas que he aprendido (vine a estudiar inglés y ahora estoy estudiando un diploma de Marketing), sino por la gente que he conocido. Me llevaré grandes amistades. Gente de España y de todo el mundo. Y por supuesto, el orgullo personal de haber cumplido mi sueño, de haber sido capaz de salir de mi zona de confort y conocer una cultura distinta.

Cristina Orts Australia wombat

¿Qué tal los cursos que estás estudiando?

Muy bien. Primero vine a estudiar inglés, esa era la prioridad, y lo recomiendo 100% porque mejoré muchísimo. Son cuatro horas de clase al día de lunes a viernes y eso te ayuda una barbaridad. Además conoces a gente de todo el mundo, personas como tú que se han venido hasta aquí y están deseando disfrutar la experiencia. La verdad es que hice muy buenos amigos. Creo que estudiar inglés es lo mejor para empezar en Australia.

Ahora estoy estudiando diploma de Marketing y me está resultando muy interesante. Las clases se basan en casos de estudio, luego nosotros hacemos nuestros assessments en equipo. Además estudiar marketing en inglés me parece un valor añadido muy interesante. El otro día hice una presentación sobre mi trabajo como social media manager en un restaurante de Melbourne y al acabar el profesor me regaló una botella de vino para darme las gracias. Esto es otro mundo!

bbq let's go study australia

Lo mejor de Australia…

Sonará tópico pero lo mejor es el nivel de vida. No me refiero solo a lo económico, aunque es un hecho probado que aquí hay más oportunidades que en España, me refiero a la alegría y la tranquilidad que desprende su gente. Si tienes un día flojo, solo con ir al supermercado y que te digan un “hola, muy buenos días! Que tal va tu día? Alguna cosa emocionante?” con una sonrisa de oreja a oreja… ya se te quitan todas las penas.

Otra cosa que me enamora es que puedes hacer lo que se te ocurra. Aquí todo se normaliza. Desde hace años quería hacer pole dancing, me gusta bailar y me gusta este tipo de baile. En España lo vemos un poco raro pero aquí está lleno de escuelas y es sorprendente la de chicas que lo hacen. Y luego te las encuentras en el tren con las piernas llenas de morados… ¿y qué? Ellas están la mar de felices. Y yo ahora también!

Y, cómo no, los paisajes. Solamente en el estado de Victoria tienes todas las posibilidades: parques naturales impresionantes como Wilsons Promontory, playas de infarto y donde estás literalmente solo o rutas de interior y de montaña espectaculares como los Grampians. También la vida salvaje. Encontrarte wombats al atardecer, canguros pastando en un campo de criquet, koalas en las ramas de los eucaliptos mientras haces la Great Ocean Road, wallabies en Phillip Island… Maravilloso!

Cris Wilsons prom beach

Una frase que te motive…

“Nuestra vida se define por las oportunidades, incluso las que perdemos”. La vida es un constante fluir de oportunidades y sé que si no hubiera venido, me habría arrepentido.

¿Qué dirías a la gente que está en casa pensando si venir o no venir?

Creo que todas las personas deberían vivir la experiencia de salir fuera de su país. No nos podemos perder tanta belleza, es un gran error. A veces la decisión es difícil y muchos pensarán que hay que ser valiente para venirse tan lejos… Pero yo no soy valiente y aquí estoy. Es increíble como una vez aquí la distancia con España se acorta de manera brutal, quien te quiere sigue estando ahí. El venirme aquí me ha ayudado a aprender esa lección.

Muchos estudiantes vienen con la idea de encontrar un trabajo en Australia que les ayude a pagar los gastos. ¿Algún consejo?

No voy a decir que encontrar trabajo sea pan comido porque he conocido a gente a la que le ha costado, pero desde luego es mucho más fácil que en España. Sobre todo me refiero a trabajos no cualificados. Se encuentra trabajo si le pones empeño, la mejor de las sonrisas y te sabes comunicar, desde luego, con un mínimo de inglés. Creo que lo más importante es ser eficiente y ponerle muchas ganas. Para encontrar un trabajo rápido conviene buscar en restauración, aquí hay mucha oferta. También hay demanda de babysitters y aupair, además suelen tener unas condiciones muy buenas.

Sydney opera house

¿Algo más que añadir?

Si eres uno de esos aventureros a los que no les da miedo nada, adelante. Si eres de los que se lo piensan dos veces como yo, adelante también. Aquí el tiempo pasa volando así es que cuando te des cuenta estarás de vuelta a España con el recuerdo de una vivencia increíble. Ven con ganas, abre los ojos a todo, empápate de un montón de cosas y aprende de todas y cada una de las personas que conozcas.

Descubre más historias de estudiantes en Australia en nuestro blog. Si quieres unirte a ellos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a dar el gran salto.

 

Let’s Go Australia!

Autor: Borja Flors